Razones para que tu hogar esté seguro

En mercados de seguros más maduros como Estados Unidos o Europa el seguro para el hogar es imprescindible dentro de los gastos comunes de cualquier familia o individuo. Aquí, en América Latina, aún no existe tal conciencia sobre la protección de algo tan importante como es el patrimonio propio.

No hace falta imaginar un desastre natural de grandes dimensiones como vemos en las películas para que, lo que tanto esfuerzo y dinero te costó, pierda su valor rápidamente o te lleve a tener que realizar un gran gasto que golpee tu economía fuertemente.

Los pequeños incendios dentro de un departamento por efecto del fuego, del humo o el agua pueden dañar enormemente la propiedad, incluso causar daños a los vecinos y sus bienes, lo que terminará con demandas por daños.

Estos seguros son útiles no sólo para quienes son propietarios de un departamento/casa sino también para los que las alquilan, si un inquilino causase aunque sea involuntariamente un incendio que afecte el patrimonio de su arrendatario probablemente se vea envuelto también en una causa judicial por daños. Imaginemos que el bien que tanto esfuerzo le costó adquirir a esa persona se vio dañado o devaluado por culpa de su inquilino, y no alcanzará depósito alguno para repararlo, aquí contar con un seguro para el hogar es un gran alivio para todos.

Nadie quiere vivir estas situaciones, todos suelen pensar que sus ojos no van a ver nada parecido a eso, pero el seguro es lo que permite tener la tranquilidad que, si sucede el efecto, no vaya a ser devastador, y uno tiene que evaluar la relación de costo versus el riesgo. Es allí donde encontramos que por un precio accesible se pueden obtener coberturas que permitan asegurar correctamente un hogar.

Para asegurar un hogar se puede recurrir a un productor asesor de seguros que evaluará las coberturas y sumas aseguradas recomendadas para el tipo de propiedad a asegurar y podrá acercar al interesado una propuesta económica acorde al gasto que éste puede tener mensualmente.

El costo de una cobertura de hogar puede ir desde los $150 por mes para un departamento de 1 o 2 ambientes con coberturas básicas de incendio, robo y responsabilidad civil, a cerca de los $1000 por mes para casas de varios ambientes y múltiples coberturas extras para electrodomésticos, daños en cristales, accidentes personales del personal doméstico y otras más.

En el marco de la Semana del Seguro, compartimos 5 razones para contratar un seguro para tu hogar:

1. Protegés el patrimonio por los daños de incendio que pudieran ocasionarse (tenés que saber que si vivís en departamento, el Consorcio debe tener un seguro de incendio pero que cubriría únicamente las partes comunes).

2. Te cubrís por los daños que pudieras causarles a terceros, desde caídas de macetas del balcón hasta los daños a los vecinos que un incendio involuntario provocará.

3. Salvaguardás tus bienes como muebles o electrodomésticos por robo, incendio o daño.

4. Tenés la tranquilidad que daños en cristales, daños por agua o alta tensión estarán cubiertos.

5. Podés incluir coberturas extra de robo para objetos especiales que pudieras tener en tu casa.